Las inquilinos de la casa de los tronistas han decidido pasar la tarde sacando a la luz sus dotes de imitación. Jugando a mímica, unos acercándose a los personajes más que otros, tronistas y pretendientas han pasado un buen rato en la cocina adivinando de qué películas se trataba. Pero, al final, todo ha llevado a nuevos retos.