Después de una cita desastrosa, Ana ha decidido dejar el trono de Julen. Las demás pretendientas charlan en la casa de los tronistas, intercambian anécdotas sexuales y preguntan a los chicos quién de ellas creen que es una "estrella de mar".