Iván, Julen y sus chicas han pasado una divertida tarde haciendo un concurso de tatuajes. Unas a otras, otras a unos, nadie se ha quedado sin un trozo de su piel pintada. Pero los juegos no se han quedado ahí...