Carmen y sus pretendientes han dedicado su hora con cámaras a hacer confesiones y han terminado con un juego picante. “Si tuvierais que darme un beso y no fuera en la boca, ¿dónde me lo darías?”, preguntaba la tronista. Al final, todos han respondido con su beso… y hasta Julen ha querido participar.