Sandra ha sido desde el principio muy reacia a tener una cita íntima con Rubén por respeto a su familia. Sin embargo, en la casa, ambos han tenido un gran acercamiento. Durante la cita, Rubén le ha reprochado a la pretendienta que no esté pendiente de él y que no aproveche el tiempo; ella asegura que no quiere agobiarlo. Además, el tronista le ha pedido un encuentro sin cámaras y ambos han acabado compartiendo la misma cama (19/03/2020).