Rocío Flores se encuentra pasando unos días en Madrid junto a su tía Gloria Camila Ortega. La hija de Antonio David y de Rocío Carrasco ha aprovechado su firma en la capital para cerrar unos proyectos de trabajo. A pesar de estar sufriendo una gran presión mediática y de que su testimonio se convirtiese en uno de los más buscados por toda la prensa, la joven se ha mostrado cómplice con los reporteros que la han seguido.