Kiko no esperaba que su hermano mayor, Fran Rivera, entrase en directo por teléfono para mostrarle su apoyo delante de toda España.