Alex Dowis nos dejó impresionados en las audiciones con sus tremendos graffiti luminosos, algo que no habíamos visto nunca antes. Ahora, este checo nos sorprende en la última semifinal de ‘Got talent’ con algo aún mejor.