Una vez superado el trámite de la gala previa de candidatos y la sesión de fotos en familia para la portada de la revista y cuando parecía que Nejat ya tenía en el bolsillo el premio al mejor empresario joven del año, una discusión entre Suna y él hace peligrar todo lo conseguido anteriormente provocando el consiguiente enfado del diseñador.