Una amistosa charla entre Nejat y Sevket hacen que ambos cambien su percepción de Suna. Mientras uno se da cuenta de que su hija se ha hecho mayor y el otro de los auténticos valores de la joven, llega el esperado día del baile en el que Kayra disfruta de su actuación junto a su madre. Verlas juntas ablanda a Nejat que por fin le confiesa a Suna cómo se produjo la marcha de Aylin. Además Hande sigue muy encima de Suna y cada vez tiene más claro que ella no es la auténtica madre de la pequeña.