Nejat le confiesa finalmente a Suna que ha perdido la custodia de Kayra tras las difamaciones vertidas por su exmujer en la Corte, pero aún así esta le convence de que huir no es la mejor solución. Una vez de vuelta en casa Nejat le explica a Kayra los cambios que se van a producir en sus vidas y aunque le pide más tiempo a Aylin para que la niña los asuma, ella se niega a dárselo. Burcu y Serkan marcan las nuevas condiciones de su relación de amistad.