Tras firmar el divorcio, Aylin se despide definitivamente de Kayra antes de volver a Francia, pero un cambio de planes a última hora promete traer cola. Ajenos a esta noticia, Nejat y su hija preparan la petición de mano para Suna. La felicidad ha llegado por fin a sus vidas y hay que celebrarlo como se merece la ocasión. Hande sigue adelante con su plan de venganza, pero tras encontrarse con la negativa de la Señora Berrin, encarga una investigación sobre ella para poder chantajearla.