Después de pasar el día con Sevket, Saniye y Rafet, Kayra hace las paces con Suna y acepta su vuelta a casa. Aylin, muerta de celos, le pide a Nejat una última cosa antes de firmar el divorcio y marcharse a Francia. La falsa vida de Nejat difundida a los medios por Hande le empieza a traer consecuencias empresariales y Serkan, decepcionado con su amiga, decide apoyar a su socio y finiquitar la sociedad con ella.