Ailyn no está dispuesta a rendirse tan fácilmente y vuelve a la carga para tratar de ver a Kayra. Para conseguirlo, la exmujer de Nejat no duda en hablar con Suna a la que trata de convencer contándole su aborto, pero también lo intentará teniendo su esperada conversación a solas con Nejat. Pervin y Serket recuperan la complicidad perdida y a petición de ella, él por fin hace las paces con Rafet y Saniye, aunque ellos tienen una condición más para volver a casa. Además, la cita entre Serkan y Burcu no salen como esta había soñado.