Mientras Nejat y Suna siguen de vacaciones, Serkan cree haber resuelto el problema con la portada de la revista tras seducir a Melis, la editora de la misma. Pero esta se entera de su engaño y decide publicar finalmente la foto de la pareja. De regreso a casa, Suna descubre que Hande quiere dejar la empresa por su culpa y hace todo lo posible por evitarlo, sin saber que las verdaderas intenciones de la empresaria no son las que parecen. Aún así su intervención es definitiva para resolver los problemas de la falsa pareja.