Zeynep toma la decisión de acudir a terapia para intentar paliar el dolor de su pasado y de las circunstancias de su vida que nublan su felicidad.