Los nervios están a flor de piel mientras Medhi se debate en el hospital entre la vida y la muerte. La hermana del mecánico culpará a Zeynep del accidente con palabras llenas de rencor.