Los padres adoptivos de Zeynep organizan como cada año la fiesta de la primavera, a la que acudirá como es tradición su hija, pero esta vez no lo hará sola, si no acompañada de su marido...