Tras salir de prisión, Mehdi visitará a su hija en un centro de acogida, donde estará arropada por Zeynep. Aunque el divorcio podría ser inminente, la aboga mostrará a Mehdi su preocupación y apoyo ante la situación.