Zeynep vive aterrorizada y teme que su familia pueda verse implicada en los asuntos de Medhi y su ajuste de cuentas tras su salida de prisión. Boris se convertirá en su mayor apoyo brindándole toda su ayuda.