Tras el asalto a punta de pistola en casa de Zeynep, todas las miradas estarán puestas sobre Medhi. Boris le cree culpable de todo lo que está ocurriendo y ambos se verán las caras en comisaría.