No todo iba a ser oro lo que reluce. La libertad por la que está pagando Medhi está comenzando a tener un precio muy alto que podría estar poniendo en riesgo la vida de toda su familia.