Ömer escucha unas palabras de su hermana que no esperaba. Mientras, Meryem encuentra algo que le hace pensar que el pequeño ha estado en su casa y encuentra una pista que le puede llevar hasta el niño. En su huida, Ömer encuentra un aliado y Levent averigua algo que le hace dudar nuevamente de la intención de Meryem. Por otro lado, el plan de Hülya y Bahadır para controlar la empresa familiar está en peligro.