Tras enterarse de que Meryem no volverá a casa, el pequeño Ömer decide escaparse para volver a reunirse con ella. Al notar su ausencia todos se preocupan, especialmente Levent. Mientras, Hülya sigue en estado crítico en el hospital.