Levent quiere demostrar que Meryem no ha robado las joyas, pero todas las pruebas apuntan contra ella. Antes de actuar, quiere hablar a solas con Meryem, aunque sucede algo imprevisto que le hace replantearse todo. Por su parte, Tekin descubre la realidad sobre el robo y habla con Melis.