La cuñada de Levent ha decidido llegar hasta el final y contrata a un sicario para que acabe con la vida del empresario. En la casa, Levent y Meryem tienen un fuerte encontronazo. El empresario sigue pensando que la hermana de Ömer es una ladrona y una impertinente.