Melis, la hermana de Hülya, regresa a la casa de Levent con la intención de casarse con él y promete a Ulviye que cuidara de su hijo. Mientras tanto, Meryem vuelve a tener un cara a cara con el empresario tras decidir regresar a su trabajo. En cuanto a Hülya, tiene un plan macabro para conseguir deshacerse de Levent.