Después de dejar el trabajo, Meryem se entera de que la madre de Levent sufrió un infarto y acude al hospital a visitarla. Allí se encuentra con Levent y ambos tienen que fingir delante de Ulviye. Por su parte, Ömer cae enfermo y Levent tiene que tomar una difícil decisión. Además, el empresario se enfrenta a Hülya al enterarse de dónde provenía el dinero que ella había conseguido.