Melis le confiesa a Hülya su plan para matar a Meryem. Sin embargo, su plan no sale como esperaba. Meryem cree que Tekin está detrás de todo y cree que, si siguen la casa de los Metehanoglu, todos estarán en peligro.