Levent ve el vídeo con las amenazas que Tekin envió a Meryem y se da cuenta de su error, pero es tarde. Meryem ya había abandonado la casa. Por su parte, Hülya le oculta lo sucedido e intenta desquiciar a su hermana. Su venganza está servida.