Levent acude con Meryem malherida a la mansión. Al volver a ver a Meryem, Melis sufre una crisis de ansiedad. Por su parte, Hülya se alegra de la inesperada visita y Meryem habla con su amiga Ayse sobre la situación y le cuenta su deseo de salir de la casa lo antes posible.