El plan de Melis parece dar sus frutos. Ulviye propone a su hijo que una boda entre ambos podría curar las heridas del accidente. A pesar de no poder concebir, Ömer podría ser como un hijo para ambos.