El médico tiene malas noticias para Melis. Levent intenta buscar un segundo diagnóstico o un tratamiento para que ella pueda tener hijos. Sin embargo, Melis conoce más detalles sobre su estado y prefiere ocultarle la información a Levent.