Meryem está a punto de cometer una locura y saltar desde un balcón antes de que Tekin le ponga la mano encima. Su marido intenta que ella se tranquilice y vuelva a entrar en la casa. En cuanto a Levent, se ha propuesto borrar a Meryem de su vida.