Postrada en la cama del hospital, Meryem sufre una nueva trampa por parte de Tekin y Melis en presencia de Levent. Las lágrimas de la joven confunden a Levent, que se marcha enojado. Por otro lado, Hülya promete vengarse por la infidelidad de Bahadir y Asli.