Tarik aparece en el momento oportuno para salvar a Munir de unos matones, pero ambos fingen que este suceso no ocurrió así para que los rumores no sigan disparándose. Mientras, la lucha por hacerse con la custodia del bebé siempre el vecindario de chantajes. Y el amor entre Ilyas y Emel se hace realidad.