El bebé que ha aparecido en el barrio supone un motivo de riña por ver quién cuida mejor de él hasta que aparecen sus padres. Mientras, Adile y Munir idean un nuevo plan para intentar la reconciliación entre Ilyas y Emel.