Itir se encuentra destrozada al conocer que su mejor amiga siempre ha estado enamorada de su marido, aunque todo puede ser una puerta abierta al amor de Ilyas y Emel. Mientras, Adile y Munir dan vía libre a Ayçen y Sener para que lleven adelante su matrimonio, pero el tipo de celebración vuelve a interponerse entre ellos.