Saim se presenta en casa de Adile para pedirle matrimonio, lo que desata la ira de Munir y Tarik. En la trifulca, Sener le da un golpe involuntariamente a su hermano, pasando de ser héroe a bandido, de nuevo. El golpe causa una fuerte conmoción en Munir, que confunde las relaciones de todos sus allegados, sembrando el caos.