Munir está decido a dar un paso adelante y buscar una segunda oportunidad con Adile, aunque ella se muestra en principio más reacia y sigue despechada por el pasado. Por otro lado, Ilyas y Emel acuerdan una cita, en lo que parece un paso más hacia una relación verdadera.