Tarik piensa que tener un hijo podría cimentar totalmente la familia que quiere formar con Itir, aunque esta se muestra recelosa y prefiere disfrutar un poco más de su vida en pareja. Mientras, un misterioso forastero ha aparecido en el barrio sembrando la duda el el temor.