Kortney y Dave se meten en un gran reto al intentar convertir una vieja casa de campo en una casa rural con mucho encanto. Todo parece que va como la seda, hasta que se encuentran con un gran inconveniente en la propiedad de madrugada.