Aunque Serkan y Balca están cada vez más unidos por motivos laborables, Serkan sabe a quien pertenece su corazón. Pero Eda no se fía de las intenciones de Balca.