Eda trata de localizar al subcontratista responsable de la obra en la que murieron sus padres. Mientras la arquitecta pasa por un momento difícil, Serkan intenta ser su mejor apoyo.