Un Serkan en estado de embriagadez llamará a Eda, dispuesto de una vez por todas a contarle la verdad sobre  la muerte de sus padres. Eda perderá los nervios y Selin irrumpirá en casa de Serkan tras descubrir el secreto.