A pesar de haber tenido sus primeras diferencias a consecuencia del futuro de Eda en Italia, Serkan preparará a su novia una noche mágica y especial. A la mañana siguiente, el heredero le confesará a Eda que sin ella no puede vivir y que se marchará también a Italia. Pero no todo es oro lo que reluce... Serkan conocerá la verdad sobre el trágico accidente en el que fallecieron los padres de Eda.