Sebastian y Sabrina tienen un nuevo reto: reformar la cocina de Eric y Rebecca que tiene más de 50 años. Un espacio pequeño y anticuado que transformarán en tiempo récord.