Çinar y Yesim no se ponen de acuerdo con los preparativos de su boda y todo puede irse al traste. Defne intenta reconducir la situación, pero la postura de Yalin no ayuda a que la situación se suavice y todo acaba convertido en una guerra de bandos.