El equipo investiga el ataque a un escuadrón de bomba pero el culpable amenaza con detonar explosivos adicionales a menos que el pirómano Jason Sinclair sea puesto en libertad de la cárcel.