El trabajo de la firma ha consistido en revisar los patrones del traje inglés ampliando el tamaño de las mangas y creando nuevos volúmenes trabajado las texturas y gráficas del ‘seersuker’, un algodón rayado utilizado habitualmente en la sastrería masculina. Como elemento de contraste, cuero y cerámica para crear los complementos.